Últimos temas
» Nath Rousseau
Mar Mayo 06, 2014 6:20 am por Anne Iris Heaven

» Registro de Avatar
Lun Mayo 05, 2014 9:12 am por Nath Rousseau

» Mucho Seso Aqui!!! [Minitrama Personal]
Vie Mayo 02, 2014 2:30 pm por Xenia IV

» Tienda de avatares
Dom Abr 27, 2014 9:24 am por Jericho Morris

» Trama I: El cénit del imperio del Sol.
Dom Abr 27, 2014 4:17 am por Midnight Sun

» Vengo a estrenar puesto =3
Dom Abr 27, 2014 2:16 am por Dezhi Bhayànkara

» The Walking dead +18 - confirmación élite
Sáb Abr 26, 2014 12:17 pm por Invitado

» Zelda Valheim [En Construcción]
Vie Abr 25, 2014 7:47 am por Zelda Valheim

» Hello sunshine [0/1]
Vie Abr 25, 2014 5:49 am por Zoya

Encuentranos en:

Razas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Razas

Mensaje por Midnight Sun el Jue Mar 20, 2014 2:52 am


Vampiros


Poco o nada tienen que ver con la imagen romántica que se tiene de estas criaturas. Los vampiros de la literatura no son más que ensoñaciones de autores que idealizaron la figura de una criatura a la que obviamente no habían conocido.

Los vampiros (también conocidos como necrófagos) están aquejados de una enfermedad que les hace adictos a la sangre. La sangre es su oxígeno, su alimento, es todo lo que necesitan para permanecer con vida. Porque estas criaturas están vivas: aunque débilmente, su corazón late y en el momento en el que deje de hacerlo, morirán. La necesidad de sangre es tan imperiosa, que si ven rastro de ésta, difícilmente van a controlarse; se comportan como auténticos adictos: la sangre es el eje central de sus vidas, están obsesionados con ella, ocupa un puesto privilegiado en sus pensamientos y delirios.

Los necrófagos jóvenes son excelentes cazadores, conviven con su nueva condición sin más cargas que la de conseguir sangre, pero como su consumo les proporciona placer, disfrutan de su existencia y adicción. Hay algo en ellos que los hace atractivos ante los ojos del resto de criaturas (con excepción de los cazadores, quienes son capaces de ver su auténtica naturaleza), no tiene nada que ver con sus rasgos o su musculatura, es algo más animal que eso. No tienen colmillos para extraer sangre ni nada parecido, sino que conservan su dentadura original y para obtener el preciado líquido, han de desgarrar la carne, hasta el punto de que la necesidad les lleva a devorarla, es por esto que también los llaman necrófagos.

Con el tiempo, la enfermedad de los vampiros se vuelve más grave y afecta principalmente a su memoria. Olvidan quiénes son, a sus conocidos y por qué hacen lo que hacen. Un vampiro que va envejeciendo sufre periodos de amnesia, cada vez más largos. Al mismo tiempo, se van despegando de su humanidad, hasta convertirse en criaturas frías y oscuras. A partir de este momento, adquieren la capacidad de conseguir que otras personas les cuenten sus más oscuros deseos y secretos mediante la persuasión. Si un necrófago es lo suficientemente persuasivo, puede conseguir arañar lo más oscuro de las personas, éstas se encuentran en un grado mayor de disposición para hacer sus confesiones frente a un vampiro adulto, también se sienten más dispuestas a cumplir sus deseos.

En el estadio final de la enfermedad no queda ni rastro de conciencia, sólo una mente animal, salvaje e irracional. Lo único que existe es la sangre y la necesidad de abastecerse de ella. Atacan a todo lo que encuentran a su paso, incluido a otros vampiros, por eso éstos suelen desterrarlos a zonas desiertas o simplemente, los sacrifican. Un vampiro antiguo es un paria y todos los vampiros saben que ese es su destino final.

>No se conoce a ningún necrófago que haya superado los 400 años de vida.

>La luz solar (y el fuego, aunque en menor medida) les hace daño, no pueden exponerse a ella, de lo contrario, sufrirán quemaduras, que en algunos casos podrán causarle la muerte.

>Los licántropos son sus enemigos naturales.

>Son estériles.

>Para transmitir la condición vampírica es necesario que un vampiro tome buena parte de la sangre de un humano y después, le dé a probar la propia. El proceso de conversión es muy doloroso. Sólo se puede convertir a humanos.

>Las conversiones están prohibidas por ley, a veces se castiga entre vampiros la conversión a humanos.

>Los vampiros pueden tomar sangre de: humanos (sabor dulce), de loa (les parece muy dulce), de despertados (algo amarga) y de cazadores (sabor ácido).



Última edición por Midnight Sun el Vie Abr 11, 2014 9:11 pm, editado 5 veces
avatar
Midnight Sun

Cantidad de envíos : 938

Hoja de personaje
Vitalidad:
30/30  (30/30)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Razas

Mensaje por Midnight Sun el Jue Mar 20, 2014 2:53 am


Hombres Lobos


De origen incierto, es una de las razas que ha estado presente en el bestiario mitológico de la humanidad de distintas culturas. Un hombre lobo es una persona que ha sido infectada por la mordida de otro licántropo, su condición es producto de una enfermedad, del virus que ha sido transmitido por la mordida. El hombre lobo ha de sobrevivir hasta la primera luna llena─ cuando se activa el virus por primera vez─, no es algo fácil, ya que la herida no cauteriza fácilmente. Este periodo─ desde la mordida hasta la primera transformación─ está plagado de pesadillas, malestar y fiebre. Sin embargo, no todos los hombres lobo son así, existe una variedad, los Herederos, que nacen licántropos, ya que la enfermedad es hereditaria, aunque presenta distintos síntomas cuando una persona nace con ella.

Los Herederos son descendientes directos de Alfred Remer, el primero producto de la unión entre dos hombres lobo. Remer vivió hace mucho tiempo, por lo que sus descendientes se han desperdigado por todo el mundo y existen muchas ramas de la misma familia, aún así, los Herederos siguen siendo bastante escasos. Su pelaje es de color negro o gris oscuro.

Los Adoptados han sido contagiados por el virus que los convierte en licántropos, pero nacieron humanos. Es el tipo de licántropo más numeroso. El pelaje de los Adoptados es claro, puede ir desde el blanco hasta el gris.

Se transforman en lobos bípedos, sólo los licántropos más antiguos pueden tomar la forma de un lobo común de gran envergadura (con la altura de un humano). Son muy veloces y fuertes, en forma humana tiene cuerpos atléticos. Tienen una mordedura altamente infecciosa, sin embargo, cada vez que transmiten su condición, su poder se debilita, por lo que son recelosos de hacerlo.

Al transformarse por primera vez, cada hombre lobo adquiere su collar, que es un haz de luz luminoso en torno al cuello. El collar permite a los licántropos comunicarse entre sí y ejercer su dominio sobre otro semejante. En su forma lupina no pueden manejar conceptos complejos, por lo que la comunicación se limita al intercambio de sensaciones primitivas y conceptos elementales, cuando más antiguo sea el licántropo, más rica y de mayor alcance será esa comunicación. En cuanto al dominio, se respeta esta jerarquía:


Heredero Antiguo > Heredero Joven > Adoptado Antiguo > Adoptado Joven

El dominio que un heredero joven puede ejercer sobre un adoptado también joven es muy fuerte, sin embargo, cuando se presenta ante un adoptado antiguo, su presión disminuye. Hay que considerar que esta jerarquía no es perfecta, algunos se resisten, mientras que otros aceptan su dominio. Es posible que un Adoptado Antiguo domine a un Heredero Joven, todo depende del desarrollo del rol, en algunos casos, se puede hacer una tirada de dados para determinar el dominio, en ese caso, se ha de avisar a la administración, que dará los resultados.

>La mayor colonia del nuevo mundo se encuentra en Garúan.

>Sus enemigos naturales son los vampiros, se repelen mutuamente y llevan a sus espaldas una larga historia de enfrentamientos

>Pueden sanar sus heridas rápidamente, excepto las que se producen con instrumentos de plata.

> Para que un licántropo sea antiguo debe superar al menos los cien años de vida.
.



Última edición por Midnight Sun el Vie Abr 18, 2014 7:10 am, editado 3 veces
avatar
Midnight Sun

Cantidad de envíos : 938

Hoja de personaje
Vitalidad:
30/30  (30/30)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Razas

Mensaje por Midnight Sun el Jue Mar 20, 2014 2:55 am


Piromantes


Es una raza cuyos orígenes no quedan muy claros, algunos piensan que son originarios de las primeras erupciones volcánicas, otros sitúan sus orígenes en el volcán Vesubio. Sea cual sea su origen, no se dieron a conocer hasta el gran cataclismo, aunque llevan a la espalda una larga historia.

Físicamente son como un humano común, a diferencia del pelo, que siempre es rojo en distinta tonalidades. La principal característica es que son capaces de escupir fuego a partir de una llama inicial, también pueden exponerse al fuego o manejarlo sin sufrir ninguna quemadura. Además, son más fuertes y resistentes que los humanos, aunque no mucho más rápidos. Su cuerpo tiene siempre una temperatura muy alta, lo que los hace inmunes al frío, y su sangre es espesa y caliente, como lava. No enferman, ya que las enfermedades sanguíneas no pueden vivir en su sangre y no les afectan los venenos, pues se consumen. Pueden vivir muchos años, se calcula que hasta los 400. Al igual que los loas, envejecen lentamente y la principal muestra de este envejecimiento es que su pelo se va oscureciendo hasta quedar negro.

Suelen vivir en ciudades y colonias humanas. Son muy apreciados por los humanos, estos los tratan con respeto. Los piromantes son los mejores guías, su capacidad para crear fuego los hace muy útiles para los viajes por tierras heladas o devastadas. En la ciudad pueden encargarse de abastecer energéticamente a la población, o simplemente pueden ser artistas callejeros.

Existen dos tipos de piromantes, los llameantes y los cenicientos.

Los piromantes llameantes sólo sufren un cambio en su cuerpo y es que sus ojos se vuelven anaranjados cuando escupen fuego, pueden llegar a cubrir su cuerpo de fuego, pero eso es algo que sólo pueden hacer los piromantes que han desarrollado sus habilidades.

Por su parte, los piromantes cenicientos, además de sufrir éste cambio de color en los ojos, son capaces de endurecer algunas partes de su cuerpo a conciencia para protegerse, la piel queda dura, con el aspecto de lava solidificada y cuando reciben un impacto en esa zona, se desprenden partículas de ceniza.

>Cuando mueren su cuerpo arde al instante, con unas llamas inextinguibles y hasta que no se consume el cuerpo no cesan. Solo quedan cenizas como restos mortales.

>Los piromantes no necesitan beber agua. Cuando esta entra en su estómago se convierte en vapor de agua, que expulsan por la boca. Los licores les encantan ya que al evaporarse el agua, el acholo les recorre con facilidad. Necesitarían muchísima cantidad para emborracharse, pero una simple copa les produce una sensación de bienestar instantánea.

>Atraen a los gatos: los gatos tienen tendencia a buscar el calor de los piromantes.

>Les es difícil ocultar su condición: los demás reconocen los caracteres de su raza, como la piel caliente o el color del pelo.



Última edición por Midnight Sun el Vie Abr 11, 2014 9:14 pm, editado 2 veces
avatar
Midnight Sun

Cantidad de envíos : 938

Hoja de personaje
Vitalidad:
30/30  (30/30)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Razas

Mensaje por Midnight Sun el Jue Mar 20, 2014 2:56 am


Loas


Los loas siempre fueron una raza esquiva, aunque algunos vivían entre los humanos como buenos samaritanos (médicos, ecologistas, curanderos, etc) no se dieron a conocer hasta el gran cataclismo. El gran terremoto reveló el daño que había sufrido la tierra durante años y de las cicatrices del mundo, brotaron como la sangre los loas. Un resquicio de verdadera esperanza para sanar todas esas cicatrices. Los humanos los ven como seres de bien, aunque miran con recelo a los loas del abismo. Se adaptaron a la vida en las ciudades, prefiriendo las zonas verdes de éstas, aunque muchos son nómadas.

Físicamente se diferencian de los humanos en que suelen tener las orejas puntiagudas y son de gran altura, la mayoría supera el metro setenta y ocho de altura, tanto hombres como mujeres. Su vida puede extenderse hasta los 300 años, siendo su envejecimiento mucho más lento que el de los humanos. Sus habilidades físicas son similares a las de los humanos, aunque cuentan con una mayor destreza.  A excepción de los loas del abismo, todos son vegetarianos.

Existen distintos tipos de loas, se diferencian por las condiciones de su nacimiento:

Loas de la luz: Nacidos de la unión entre dos loas del abismo, son abandonados en la naturaleza en el momento de su nacimiento. Son benévolos y tolerantes. Ayudan sin importar si en ello pierden la vida, valientes, sufren con el dolor ajeno, pero con una sonrisa hacen que los demás se sientan mejor. Pocas veces los veras eligiendo algo por su bien y no por el bien de otro. Su carisma y empatía es mejor que cualquier otra especie, los seres se muestran en calma cuando ellos están presentes. Representan la naturaleza en su estado más puro.

Loas de las sombras: Los hijos de los loas de las luz, o de la unión entre otros loas de diferente tipo, son llamados loas de la sombra. Estos loas no se sienten la unión a la naturaleza que sienten sus progenitores. En su gran mayoría no sienten un apego a lo que son, por lo que se rehúsan a ayudar, o si lo hacen es de mala manera. Su comportamiento es hipócrita, piensan que los humanos son seres insignificantes y merecen todos los males que les están ocurriendo. Suelen ser cobardes antes seres más poderosos, aún así se muestran duros. Pueden hacer sentir a una persona deprimida reviviendo recuerdos chocantes. Controlan a la perfección el medio natural y la magia les recorre con fuerza. Son el reflejo de una naturaleza maltratada por la humanidad.

Loas del abismo: Los hijos de los loas de la sombra, son llamados loas del abismo. No todos los seres que representaban a la naturaleza son buenos, los loas del abismo representan a la forma más salvaje de la naturaleza. Utilizan la magia vudú haciéndolos los loas más ofensivos. Son persuasivos y meticulosos por naturaleza, pueden convencer a las personas con facilidad. Son los únicos que no son vegetarianos. Sus mentes procesan la información de otra manera, les encanta el orden sobre todo cuando ellos son los líderes. Son mercenarios, hacen las cosas para quien tenga más poder aunque en sus casos son demasiado egocéntricos como para pensar que otro puede ser más poderoso que ellos mismos, independientes, detestan trabajar en equipo.

>Si matan a alguna criatura, rezaran por su muerte para incorporar "su esencia" (como denominan a la energía que vuelve a la naturaleza a partir de la criatura fallecida)

>Solo se alimentan de vegetales, sus estómagos parecen tener simbioentes bacteríanos parecidos a los de los rumiantes. Por lo que son capaces de digerir la celulosa de los vegetales. Con una sola hoja pueden mantenerse un día entero.

>Los loas del abismos son muy diferentes, no comen vegetales, solo carne y las criaturas que matan no son tratadas con ningún respeto. Les encanta las torturas y las muertes sangrientas y en vez de devolver "la esencia" a la naturaleza la incorporan a su cuerpo para volverse más fuertes.

>Los loas creen en una versión más naturalizada de los dioses, o sea, en vez de creer en Apolo, creen en el sol; en vez de en Inverna creen en las nieves, y en vez de creer en Erebo, creen en la oscuridad. Aunque pueden seguir nombrándolos igual que el resto de la gente, solo que su creencia es más pura.



Última edición por Midnight Sun el Vie Abr 11, 2014 9:17 pm, editado 3 veces
avatar
Midnight Sun

Cantidad de envíos : 938

Hoja de personaje
Vitalidad:
30/30  (30/30)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Razas

Mensaje por Midnight Sun el Jue Mar 20, 2014 2:57 am


Despertados


Los despertados son humanos con capacidades extraordinarias que fueron adquiridas tras su despertar. El despertar tiene lugar cuando la persona pasa por una experiencia fuerte (sobredosis, experiencia cercana a la muerte, fatiga excesiva…) en ese momento cae desmayada y se le aparece el avatar de una de las tres castas, el cual le revela las leyes para controlar la Voluntad. Son personas religiosas, llevan el culto destinista más allá, pues alguno de los avatares de las tres castas se ha aparecido ante él.

La Voluntad ha sido calificada alguna vez como magia, pero nada más lejos de la explicación real: para manejar la Voluntad, el despertado desarrolla una explicación para el fenómeno, así para lanzar una bola de fuego comprendería que para generar fuego, requiere que las partículas de aire empiecen a moverse a una velocidad superior al match 3, donde al liberar la energía la misma se transforme en calor que en cierto punto haría combustión y sería alimentado por el oxígeno, que seguiría el camino por donde se encuentre más frío el aire dirigiéndose al objetivo deseado. En función de la casta ante la que despierte, el despertado tendrá la capacidad de manejar un aspecto de la realidad u otro:

Despertados de la Casta del Sol: Apolo es el Dios del combate, de lo concreto y la energía. Por eso los que despiertan frente a él suelen controlar fácilmente los aspectos físicos del universo (vectores, energía, luz mas no oscuridad), la materia en sus diferentes formas y las funciones biológicas (lo orgánico). Dies es la diosa de la luz del día, se presenta como más benevolente que el dios del sol, el cual está lleno de ira. Los despertados ante Dies desarrollan los mismos aspectos.

Despertados de la Casta del Invierno: Inverna y Bóreas, los dioses de la neutralidad y la inmutabilidad. La paciencia de ser espectadores los convierten en los que otorgan los dones del tiempo (conocer el presente y el pasado, acelerar o detener el tiempo), la mente (sueños, conocimiento) y la materia pura que conforma todo, que se ha diversificado en muchas cosas pero le permite crear “ilusiones” de lo que se desee.

Despertados de la Casta de la Noche: Érebo es el dios de la oscuridad que cubre cada rincón. Tuoni es el señor del entorno, el que se prepara para alterar todo lo que le rodea para beneficiarse a si mismo. Antagonizan de forma eterna con Apolo y Dies a pesar del pacto de no agresión que pesa sobre ellos. Los que despiertan ante Tuoni o Érebo aprenden de forma inmediata que el destino es una ilusión, pues la causa y el efecto lo son todo, por ello quien calcula de forma exacta el desarrollo de un evento según todas sus variables está determinado a ser el vencedor. La oscuridad como energía es otro de los aspectos fundamentales que dichos dioses controlan, pudiendo crear reflejos retorcidos de las cosas y destruir a placer sin ningún tipo de miramiento. El último punto de dominio de la casta de Noche es el conocimiento del espacio. Las distancias son una ilusión y todo está realmente unido e interconectado para quien sabe mirar con atención, por ello el poder viajar a través del espacio es una de las habilidades más apreciadas por sus seguidores, que se verían honrados al poder acompañar a los dioses en su lugar de descanso.

>A las personas que tomen a un despertado se les recomienda que lean este tema

>Son estériles.



Última edición por Midnight Sun el Lun Abr 07, 2014 6:02 am, editado 2 veces
avatar
Midnight Sun

Cantidad de envíos : 938

Hoja de personaje
Vitalidad:
30/30  (30/30)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Razas

Mensaje por Midnight Sun el Jue Mar 20, 2014 2:58 am


Cazadores


Los cazadores son los encargados de proteger a las ciudades. Son guardianes de la tierra, que protegen a los inocentes de la maldad, su misión es eliminar a cualquier sobrenatural que agreda a un inocente. En un principio todos creyeron que habían sido enviados por una divinidad para ayudar a los humanos contra los monstruos, pero después se descubrió que habían sido creados artificialmente por los propios humanos para que tuviesen la capacidad suficiente como para enfrentarse a una criatura sobrenatural.  

Supersoldados creados genéticamente con unas características físicas superiores al humano común, poseen unos sentidos más desarrollados, así como las cualidades atléticas que le permiten hacer frente a cualquier sobrenatural. Tienen, además, la capacidad de conocer la verdadera naturaleza de los sobrenaturales. Son capaces de ver el fuego interno de los piromantes, la adicción de los vampiros o la conexión entre tierra y loa. Fueron creados hace 55 años, así que ningún cazador puede ser mayor que eso.

La forma de llevar a cabo su misión depende de la filosofía del cazador, así existen:

>los cazadores redentores, que pretenden llevar a los agresores de vuelta al camino de la luz, pues sienten compasión por ellos.
>los cazadores visionarios se enfocan en comprender el significado mayor, son eruditos.
>los cazadores vengadores, implacables, llevan a cabo su venganza por los crímenes cometidos.

Todos los cazadores tienen su imbuida, es cuando se dan cuenta de su verdadera naturaleza, su primer contacto con lo que es su realidad, es la clave para que se den cuenta que son los elegidos. Las imbuidas no son hechos mágicos en sí, sino un reconocimiento de la propia naturaleza del cazador. Suelen tener lugar cuando alcanzan la madurez sexual, es decir, entre los 12 y 13 años.

>Tienes que elegir un tipo: Redentores (compasivos), Visionarios (eruditos) y Vengadores (agresivos)

>Pese a que han sido creados genéticamente, los cazadores nacen como tales, un humano no puede transformarse en cazador.

> Un cazador puede nacer de dos progenitores cazadores o de uno cazador y otro humano.

>Su visión es similar a la de un halcón y tienen la capacidad de ver a los sobrenaturales como realmente son y oler su verdadera naturaleza. En ocasiones puede ser desagradable, sobre todo con los vampiros antiguos y los hombre lobos viejos.



Última edición por Midnight Sun el Vie Abr 11, 2014 9:20 pm, editado 3 veces
avatar
Midnight Sun

Cantidad de envíos : 938

Hoja de personaje
Vitalidad:
30/30  (30/30)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Razas

Mensaje por Midnight Sun el Jue Mar 20, 2014 2:58 am


Humanos


Los humanos no tienen nada distinto de aquellos que poblaban la tierra hace 70 años. Puede que sean más fuertes psicológica y físicamente, aunque siguen siendo superados por el resto de criaturas que pueblan el mundo. Son la presa de las razas sobrenaturales por antonomasia, por consiguiente, suelen ser esquivos con otras razas, así como temen y cuidan por sus vidas, pues éstas penden de un hilo en todo momento.

La mayor parte de los humanos vive en núcleos de población más o menos extensos: Helia es la capital humana por excelencia, con un gobierno humanista que lucha por sus intereses, aunque no es raro encontrar asentamientos humanos en Bóreas o Demetria. Fuera de estos lugares, es extraño que los humanos sean solitarios, lo más común es que vivan en pequeñas comunidades, de modo que puedan servirse de apoyo mutuo en la recogida de alimento y la defensa.

>Para haber conocido el cambio del mundo y recordarlo un humano debe tener mínimo 83 años.

avatar
Midnight Sun

Cantidad de envíos : 938

Hoja de personaje
Vitalidad:
30/30  (30/30)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Razas

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.